Por qué se escancia la sidra

Por qué se escancia la Sidra

Siendo un restaurante asturiano en el Barrio de La Latina sentimos como nuestro deber, dar a conocer a todos nuestros clientes las tradiciones asturianas relacionadas con el mundo gastronómico, una de ellas tiene que ver directamente con la sidra y se trata del escanciado de la misma.

Si no conoces sobre el tema, debemos entonces en primer lugar, orientar tus conocimientos con la información adecuada para que luego, puedas comprender con mucha más facilidad qué es el escanciado de la sidra.

Yendo directo al punto, debemos establecer entonces ¿qué es esto de escanciar? Es un pequeño proceso en el cual, se sirve una bebida alcohólica, especialmente nos referimos al vino y la sidra, bien sea en un vaso o en una copa, pero esta acción debe realizarse desde una altura considerable.

En cuanto a la sidra, podemos señalar que se trata de una bebida muy popular en algunos países entre ellos “España” y con una historia antigua, la verdad es mucho más antigua de lo que muchos creen. Esta deliciosa bebida podemos encontrarla en cualquier restaurante asturiano en Madrid.

Para obtener la sidra se realiza un proceso de fermentación alcohólica del zumo de las manzanas frescas y, a pesar de que se ubica a esta bebida dentro del marco de los vinos, ¡lo cierto es que no lo es! Pues el vino únicamente de produce cuando ocurre la fermentación del jugo de la uva, teniendo este igualmente, buena presencia dentro de la cocina asturiana.

Dicho esto y, un vez que ya se ha cumplido con todo el proceso necesario para la elaboración de la sidra, solo queda probarla y servirla sobre todo si has pedido tu sidra para casa . Bueno, es aquí donde entra en juego el proceso de escanciar la sidra, conozcamos entonces un poco más sobre este particular modo de servir una bebida tan especial como lo es la sidra.

Por qué es tan importante realizar el escanciado de la sidra

Existen aquellos que señalan que esto se hace solo con el fin de “generar espuma” lo que resulta ser una afirmación que se encuentra un tanto lejos de ser verdad.

Pues el escanciado de la sidra tiene una explicación mucha más compleja de lo que muchos creen, entonces ¿Por qué servir la sidra de esta forma tan peculiar, llamativa y característica?

Este “ritual” de escanciar esta bebida, es de hecho algo único en el mundo, lo que se busca generar con dicha acción no es más que agitar la sidra, airearla para despertar dentro de esta el gas carbónico contenido en su interior. Pero se busca que ocurra esto de manera natural ya que, dicho componente se encuentra “dormido” y solo necesita una acción que lo despierte, por lo que, el escanciado cumple tal función.

Hecho esto, la persona que se dispone a beber la sidra, disfrutará de una sensación plena, porque con el escanciado se logra realzar el aroma y también es posible percibir una sensación especial dentro de la bebida.

Esta especie de textura, producida por la emulsión del gas carbónico, desaparece cuando ya el gas de la bebida ha disminuido totalmente, para quienes aún no han tenido la oportunidad de probar o experimentar esto, lo que decimos aquí puede compararse con el hecho de, tomar un refresco con gas y luego tomarlo sin la presencia de este.

¿Quieres escanciar tu propia sidra? Así es como se hace

Escanciar la sidra se percibe como todo un arte y eso no se puede negar, cualquier persona puede llegar a hacerlo, algunas lo hacen muy bien a otras se les dificulta un poco y el resultado es regular y también, están aquellas a quienes definitivamente el escanciar la sidra no es su fuerte.

En resumen, todas las personas lo pueden hacer, pero lograr hacerlo con estilo es otra cosa. Ahora bien, servir la sidra por medio del escanciado, tiene su motivo de ser y no debe verse simplemente como un espectáculo, aunque es innegable que es muy grato a la vista.

Escanciar la sidra es un hecho totalmente típico de Asturias y para aumentar el nivel se realiza nada más que con la exquisita sidra asturiana. En estas tierras el escanciado es extraordinario.

Ahora bien ¿cómo se realiza la acción de escanciar? Lo primero a realizarse es elevar el brazo con botella en mano lo más alto que puedas, para verter la sidra desde arriba y hacer que el chorro impacte contra el borde del vaso. El vaso por su parte, debe estar ubicado un poco más abajo de la cintura y en posición inclinada.

Una vez que la sidra choca con el borde del vaso, es en dicho momento donde se acentúan todas las cualidades de la misma, el carbono despierta y también se volatiliza parte del ácido acético que posee la bebida. En otras palabras, la sidra se agita, se airea para despertar su gas.

Un aspecto importante de dicho proceso es la utilización del vaso de sidra, el cual es totalmente indispensable pues, no funcionará con otro tipo de vaso. Se trata de un vaso grande de unos 12 centímetros de alto, cuya boca es de 9 cm, este vaso se vuelve más estrecho a medida que se acerca al final, usarlo nos permite potenciar el aroma y sabor de la sidra.

Hemos terminado con el escanciado de la sidra y entonces, lo que se tiene dentro del vaso recibe el nombre de culín, ¿has escuchado la expresión ¡échame un culín!? Pues de aquí proviene. Ahora, prueba tomarte un culín que este recién escanciado y luego otro sin escanciar, para que percibas la diferencia y comprendas más la importancia de escanciar la sidra.

Aquí en Casa Antonio no te olvides de combinar una deliciosa sidra con el mejor cachopo de Madrid para vivir toda una experiencia culinaria al más puro estilo asturiano en plena capital del país.

No Comments

Post A Comment

Servimos Sábados y Domingos a domicilio antes de las 13:30h y después de las 16:30h.


..: Para recoger en restaurante pedidos, sin problemas :..

Got it!
X