La sidra asturiana más que una bebida una tradición

La sidra en Asturias viene a ser mucho más que una bebida, representa parte de la cultura de la ciudad y al mismo tiempo es toda una forma de vida que da inicio en la pomarada.

Pasando por el llagar, el chigre y terminando en las espichas, este tipo de uvas son excelentes protagonistas de la deliciosa sidra que, bien acompañada de una grandiosa gastronomía y buena música te hará vivir una muy grata experiencia.

Hablar de la sidra es estar frente a un símbolo de identidad en Asturias, que se encuentra muy arraigado y posee gran diferencia a otros territorios y culturas. Dentro de los frutos más característicos de Asturias podrás encontrar a la manzana, hay más de 500 tipos de este fruto que, al final representan la esencia de la sidra.

En Asturias se llegan a producir alrededor de más de 45 millones de litros de sidra, los cuales son distribuidos entre los 80 lagares existentes en la región, estos pueden encontrase en las localidades de Gijón, Villaviciosa, Nava y Siero.

El 95% de la producción de sidra en Asturias es destinada a consumo local. Y a su vez, la producción total en esta localidad, representa el 80% de la producción de la sidra que se produce en España.

En relación al consumo de esta se realiza mayormente en lugares como los restaurantes, las sidrerías y llagares, lugares en donde se celebran habitualmente las fiestas gastronómicas típicas, mejor conocidas como “espichas

De igual modo se puede observar sobre todo en el periodo de primavera y de verano que se consume sidra en romerías y verbenas.

Una sidra asturiana se debe escanciar

La sidra asturiana tiene una pequeña particularidad, ya que es la única que se escancia en el mundo, aunque no todas sus variedades. ¿Y de qué se trata esto de escanciar la sidra? ¡Y claro! ¿Por qué se hace esto?

Consiste simplemente en el hecho de servir la sidra echándola con el brazo totalmente erguido, cogiendo la botella con la mano derecha y el vaso con la izquierda, el pulgar así como el índice deben estar rodeando el vaso y el corazón al fondo.

Una vez que la persona ya está en posición, esta deja caer la sidra desde una altura considerable de forma brusca y “espalma” es decir, que rompe en forma de espuma al golpear con el borde del vaso.

Hacer esto asegura la oxigenación que la sidra necesita para estar lista para beber de un trago o de “culin” como mejor se conoce, es importante tener presente que no se bebe todo el contenido del vaso.

Ya que se debe dejar un poco para realizar la limpieza por donde se ha bebido, pues en el caso de la sidra natural se comparte vaso en el que se toma, todo esto ciertamente que representa ser un espectáculo lleno de técnica y tradición.

Tipos de sidra que podemos encontrar

La DOP o Denominación de origen protegida, nos señala que existen tres productos bien diferenciados los cuales son:

La sidra natural tradicional

Esta sidra sin duda necesita del proceso de escanciado. Es una sidra que no ha sido filtrada y proviene de las 22 variedades que han sido reconocidas por la DOP. Tiene un color de tono amarillo pajizo intenso y también parece ser relativamente transparente.

La sidra natural nueva expresión

Con este tipo de sidra no es necesario realizar el escanciado, esta ya se encuentra estabilizada y procede principalmente de 12 de las variedades de uvas DOP, esta sidra es filtrada antes de realizar el proceso de embotellado. Presenta un color de tono amarillo limón con tonos verdes y dorados también y, se puede apreciar en ella unas microburbujas.

La sidra espumosa

La característica principal que resalta de este tipo de sidra es que, su aspecto carbónico se obtiene por medio de la propia fermentación de la bebida, posee un sabor seco de tipo brut.

La fermentación de esta sidra se puede llevar a cabo ya sea en botella o en depósito, presenta un tono de color pálido amarillento con algunos destellos dorados y burbujas finas.

Pueden encontrarse otros tipos de sidras por ejemplo:

  • La sidra del “duernu” o dulce, que es una sidra que se obtiene exprimiendo la manzana.
  • Luego tenemos la sidra ecológica, esta es elaborada con manzana ecológica, de la que se pueden encontrar unas 22 variedades.
  • La sidra de hielo, la elaboración de esta sidra se basa en las excluisivas “ice – ciders” canadienses, las cuales se realizan con manzanas que se encuentran específicamente en estado de congelación.
  • Y por último, tenemos la sidra brut, para elaborar esta sidra se deben seguir las técnicas tradicionales de elaboración del champagne y el cava, lo que hace que se produzca un champagne de manzana exquisita.

No olvides en tu paso por Asturias comprar la mejor sidra que podrás probar en tu vida. Para quienes nos encontramos en España, es un privilegio tenerla tan cerca y poder experimentar todo lo que representa cada vez que nos provoque su delicioso sabor.

No Comments

Post A Comment