La historia tras el barrio más exclusivo de Madrid

Mostrar la historia del barrio de Salamanca es también hablar de la historia de Madrid. Esta es una de las zonas más exclusivas de la capital, albergando los inmuebles más cotizados de toda la capital española.

Para hablar sobre el origen de esta parte de Madrid se puede señalar que, nace de un plan urbanístico generado en el año de 1860, el cual se realizó con el fin de lograr ensanchar el centro de Madrid y también generar espacios destinados a asentamiento de viviendas particulares en la zona centro pero, de un modo más ordenado.

Para el año de 1927 la zona finalmente es completada presentando su característica forma que aun en la actualidad posee, con amplios patios interiores y las entradas anchas, las cuales se generaron para poder dar paso a carruajes de caballos.

Su nombre proviene de José de Salamanca y Mayol quien fuese “el Marqués de Salamanca” y quien fuera la persona que promovió y dirigió su proceso de construcción a mediados del siglo XIX.

Esto fue motivado por el viejo urbanismo que Madrid mostraba para la época como capital del país, pues al compararse con las grandes capitales europeas, Madrid se daba cuenta que aún era una urbe mayormente sin alcantarillado. El acceso al agua no era nada fácil con la presencia de edificios en donde se hacinaban sus habitantes, con un gran estado de insalubridad.

La reina Isabel II aprobó entonces el proyecto de agrandamiento de Madrid, el cual fue promovido por el urbanista Carlos María de Castro, generando así, un crecimiento de la ciudad pero de manera ordenada, en donde se separaron los barrios por clases sociales.

Entonces el Marqués de Salamanca brindó su aporte a este concepto, creando un barrio aristocrático, en donde los pudientes de la ciudad lograron vivir en mejores condiciones.

Con la llegada del barrio de salamanca, también llega la modernidad, con la aparición de las primeras casas levantadas específicamente entre los números 28 y 36 de la calle Serrano. En resumen, fueron los nobles y burgueses que tenían mucho dinero los que tuvieron las primeras casas modernas de Madrid.

Fallas y la conexión con el resto de Madrid

Cuando se dio lugar a la construcción del Barrio Salamanca, no todo fue un éxito en la construcción, pues no todo siguió el plan que se tenía establecido. De todos los mercados, cuarteles, iglesias y teatros que tenían planeado establecer, sólo llegó a concretarse una parte.

Se tenía incluso dispuesto que todas las viviendas no podían sobrepasar los cuatro pisos, pero el hecho es que muchas los acabaron superando. A pesar de sus contras, el barrio logró crecer y pronto ya eran 20.000 habitantes los que residían en este. Entre los que podían observarse a lo más elevados de la burguesía, la política y el mundo cultural del Madrid del XIX.

Otro de los problemas con el que el Marqués de Salamanca tuvo que lidiar era la lejanía con respecto al centro, para terminar con esto, el Marqués se dispuso a buscar todo el capital que pudo reunir para crear así, la primera línea de tranvía de Madrid. Esta uniría a Salamanca con Pozas, a través de Puerta del Sol, este hecho seria definitivo para el crecimiento y la consolidación del barrio.

Desde esos días hasta hoy Salamanca presenta un concepto y estado de barrio con carácter aristocrático y adinerado, en la actualidad puedes apreciar al recorrer sus calles las tiendas más caras y de gran prestigio dentro de Madrid.

Y realizando una búsqueda más minuciosa por la ciudad todavía podrás encontrar edificios, o al menos algunos accesos así como, portones provenientes de aquella primera época.

Con el pasar del tiempo la distribución del barrio de Salamanca se dividió en 6 distritos, los cuales son los que conforman en la actualidad dicha zona de Madrid, estos lugares son Recoletos, Goya, Fuente del Berro, La Guindalera, Lista y Castellana, pero la más habitual es ver que se identifica este barrio con algunas de las calles que alberga, entre las que se pueden mencionar Serrano, Velázquez, Ortega y Gasset, Diego de León, Goya y O’Donell.

Actualmente es el lugar perfecto para todos aquellos que desean realizar compras de marcas importantes a nivel mundial, así como, para disfrutar de una gastronomía de primera, gracias al gran número de restaurantes de altísimo nivel que se pueden encontrar en dicho barrio. Igualmente puede disfrutarse de un paseo por sus calles o lugares más representativos.

Podrás si visitas El Barrio Salamanca, decir que estuviste dentro del barrio más exclusivo de Madrid y por supuesto, tomarte una que otra foto que verifique esto y quede como recuerdo.

No Comments

Post A Comment