Conoce con mayor detalle los datos más interesantes de la Sidra

Cuando hablamos de la sidra, estamos en presencia de una bebida que resulta ser muy popular y apreciada en varios países, como por ejemplo; Argentina y por supuesto, nuestra querida patria española. Es una bebida que también cuenta con una historia más antigua de lo que muchas personas pueden llegar a pensar.

Dentro de las cosas que se deben saber y conocer sobre la sidra es que es una bebida que no se clasifica dentro de la categoría de vinos, ya que el vino únicamente es el resultado del proceso de fermentación alcohólica, sea total o parcial, del zumo de uvas. Por lo que, no existe ningún vino de pera, vino de moras o cualquier otro producto que lleve la palabra “vino”.

No existe una constancia de tipo escrito que certifique el verdadero origen de la sidra, pero ya en el Antiguo Testamento, que fue redactado entre los siglos XIIII A.C. se hace mención sobre una bebida alcohólica hecha por lo hebreos, haciendo uso de cereales o frutas.

Luego llegamos a la época de los griegos y romanos quienes consumían una bebida a la que ellos denominaban como vino y era procedente de la manzana, que denominaban “sikera” en griego y “sicera” en latín.

Se desconoce cómo era el proceso de elaboración de la sidra en la época grecorromana, pero de seguro no era muy distinto al método actual. En donde se da inicio con la selección de distintas variedades de manzanas, mismas que le dan su sabor característico a cada variedad de sidra.

Luego, se toman las manzanas para ser trituradas y prensadas hasta que se logra un mosto, el cual pasa a un proceso de fermentación y maduración hasta que se obtiene el producto final.

Aspectos de la producción de la sidra

Con respecto a la fabricación de la sidra, debemos señalar en primer lugar que, La sidra de producción natural tiene presente un inconveniente y es que conserva sus propiedades organolépticas intactas, solo por un corto periodo de tiempo.

Pues se trata de un producto no estabilizado y por ende, se degrada con mucha facilidad. Lo que ocurre es que se produce una pérdida del dióxido de carbono que se forma durante la fermentación inicial.

Realizar una producción de sidra artesanal no sería un problema, excepto por la obligatoriedad de que debe ser consumida con rapidez. Esto hizo que a mediados del siglo XIX se creara la sidra espumosa, que es un tipo de sidra a la que se le añade dióxido de carbono.

Centrando la atención en España la sidra más resaltante es la proveniente de Asturias, puesto en números podemos expresarlo de la siguiente manera.

En Asturias se llegan a producir más de 45 millones de litros de esta bebida, los cuales son distribuidos entre los 80 lagares existentes en la región, los cuales se pueden encontrar en mayor proporción en los territorios de Gijón, Villaviciosa, Nava y Siero.

El 95% de dicha producción es para consumo único dentro de Asturias, y a su vez Asturias representa ser el lugar donde se realiza el 80% de la sidra consumida en España.

Tipo de sidra que podemos encontrar

Sidra natural tradicional

Esta es la sidra que necesita ser escanciada y no se encuentra filtrada. Para su fabricación se hacen uso de 22 variedades de manzanas que han sido reconocidas por la DOP. Posee un color amarillo pajizo intenso y a su vez, es un poco transparente.

Sidra Natural Nueva Expresión

No necesita que se le realice el proceso de escanciado y ya se encuentra estabilizada, proviene de 12 de las variedades de manzana DOP y para su embotellado es filtrada previamente. Presenta un color de tono amarillo alimonado con algunos tonos verdes así como, dorados, y se pueden apreciar en ella unas microburbujas.

La Sidra Espumosa

En una bebida donde su característica principal es que su carbónico proviene directamente de la propia fermentación y presenta un sabor seco tipo brut. El proceso de la fermentación se puede llevar a cabo en botella o en depósito, tiene un color pálido y de tono amarillento con presencia de algunos destellos dorados y burbujas finas.

Para finalizar, podemos señalar que existen algunos alimentos que se recomiendan para ser acompañados por la sidra, los cuales son: las frutas secas, los quesos y en cuanto a carnes; el pollo y el pescado son los ideales para acompañar a la sidra, y por supuesto una deliciosa ensalada.

La sidra es una bebida muy especial que ha acompañado a los españoles desde hace mucho tiempo y solo ha sufrido algunas modificaciones que permiten su consumo en un tiempo más prolongado pero en su esencia sigue siendo la misma. Así que, ¡nada como probar una buena sidra española!

No Comments

Post A Comment