Conoce a España a través de su gastronomía típica

Muchos hablan de los platos típicos más resaltantes de España, pero lo cierto es que los más resaltantes o los que más se consumen, no son las únicas comidas existentes, hay otros platos típicos españoles que poseen muy buen sabor y son tan nutritivos como cualquier otro de los más nombrados.

Puede que no sean tan famosos como por ejemplo el cocido madrileño o la fabada asturiana pero existen y son, más consumidos de lo que se cree. Muchos de estos platos tienen un origen humilde y aun hoy se encuentran en las mesas de muchos hogares en España.

Pueden ser incluso platos que no tengan la apariencia de una comida que se sirve en un restaurante reconocido, pero su sabor compensa esa falta de apariencia estilizada, que normalmente quienes consumen estos platos no extrañan sino que disfrutan al máximo de comer un delicioso plato típico de tierras españolas servido al más puro estilo tradicional.

Platos españoles de los que poco se habla pero que también valen la pena probar

Cocido montañés

Es un plato que se puede reconocer por todo el territorio español, pero en si es un plato muy característico de Cantabria. Es diferente al compararlo con otros cocidos por el uso de dos ingredientes en particular como lo son; la alubia y la berza, además de contener morcilla, chorizo, y tocino.

Es un plato que brinda un aporte calórico considerable esto lo hace perfecto para esos días fríos de invierno y por supuesto, ¡es muy delicioso!

Fabas con almejas

Este sabroso plato típico lo encontrarás dentro de la cocina de Asturias, en el que, la faba asturiana y las almejas son sus protagonistas, ambas son mezcladas en un pote resultando un plato con muy buen sabor. No es una receta con mucha tradición pues, es relativamente nuevo en cuanto a invención pero, ciertamente se ha hecho muy popular en los pueblos de Asturias.

Los Torreznos

Este plato consiste en tiras de tocino fritas o salteadas en sartén o también tostadas en una parrilla. Una vez terminados los torreznos quedan crujientes y dorados, esto lo hace muy apetecibles a quienes los consumen, es lo que también algunos conocen como “chicharrón”, puede que no sea un plato resaltante, pero sin duda se disfruta muchísimo sobre todo acompañado de una caña, querrás repetir y repetir.

Patatas revolconas

Este plato logra resaltar por la magia que le brinda su sencillez, es básicamente un puré de patatas que se mezcla con pimentón (si es de la vera mejor) también con chorizo y tocino aunque también se pueden utilizar torreznos.

Aunque sencillo te atrapará y querrás probarlo una y otra vez, a este plato también se le conoce como “patatas meneás”.

Se puede apreciar que en muchos bares y restaurantes las patatas revolconas son servidas como tapa. Y también las puedes incluso ver como guarnición de algún plato de carne o pescado.

Huevos a la Navarra

Tal como su nombre lo señala, este es un plato oriundo de Navarra, que posee una preparación magnifica, en la que se fríe el huevo luego, estos son cubiertos con salsa bechamel. Seguido a esto son empanizados para ser freídos nuevamente, a pesar de su sencillez no dejar de ser un gran plato que bien vale la pena probar.

La olla podrida

Es un guiso de esos que no olvidas, en el cual puedes encontrar ingredientes como; alubias rojas, chorizo, morcilla y cualquier ingrediente de tipo ahumado que se pueda encontrar en la cocina, su nombre deriva de “olla poderida” o plato poderoso. Y como no serlo con todo lo que contiene, es un plato fuerte muy bueno para la temporada de invierno.

Hornazo de Salamanca

Es una especie de pastel o empanada que puedes ver rellena de varias cosas, entre ellas; lomo, chorizo, jamón y más. Es una receta original de Salamanca, los salmantinos celebran con este plato anualmente lo que en la ciudad se conoce como el Lunes de Aguas, que vienen a ser el lunes siguiente al lunes de Pascua.

Atascaburras

Este divertido nombre pertenece a un delicioso plato que se prepara para esos días de frio y nieve. Se prepara con patatas, la cuales se vuelven puré, bacalao desmenuzado, ajo y aceite de oliva, y el resultado final se adorna con nueces y huevo duro picado. Aunque tiene un origen sencillo y humilde es una buena opción para comer y pasar esos días de frio invernal.

Como puedes ver, existen otras opciones además de los platos típicos de renombre, que también poseen un delicioso sabor y con ingredientes que de solo mencionarlos se nos hace agua la boca. Mejor aún, al verlos todos juntos, dando como resultado platos tradicionales que desearás probar más de una vez.

No Comments

Post A Comment