Cocina Asturiana: una combinación entre las nuevas tendencias y lo tradicional

Si no has comido un plato asturiano te estás perdiendo de una cocina especial, llena de tradiciones y que hace uso de ingredientes y recetas totalmente propias. Un tipo de cocina que ha logrado traspasar su legado de una generación a otra.

En relación a su origen o procedencia, no existen evidencias de tipo escrita que puedan mostrar información al respecto, pero si se pueden encontrar ciertos relatos en donde se hace referencia a ciertas comidas que antiguamente comían los asturianos. Tales relatos se encuentran en textos que tienen poco que ver con el campo de la gastronomía.

La gastronomía asturiana por un lado podemos apreciar que nos ofrece una variedad de platos que contienen productos del mar, estos varían entre pescados y mariscos pero también, está presente la cordillera cantábrica y lo profundo de sus valles.

Dichos valles representan un lugar donde se cría ganado en un ambiente de semi libertad, esto permite que se produzcan carnes y leches totalmente autóctonas. Que luego son utilizadas pata crear platos y recetas totalmente deliciosas y compuestas por productos de una excelente calidad

La cocina asturiana y su camino en el tiempo

Con el paso del tiempo se han podido apreciar transformaciones en los fogones asturianos y también en algunas recetas de origen tradicional, principalmente por lo nuevos cocineros que han surgido y que en su labor, se inclinan por ejecutar una modernización en los platos. Pero aun así, cuidan muy bien de no perder el gran sabor de la excelente materia prima que Asturias provee.

Por otro lado, la alimentación de Asturias antiguamente se basaba en “el mijo y el panizo” y cuando se dio el descubrimiento del continente americano esto cambió, pues llagaron de esas tierras productos como el maíz y las fabes, generándose un cambio total en relación a lo que consumían los asturianos.

Los platos tradicionales dentro del territorio de Asturias se terminan de establecer con la llegada del siglo XX. Platos como la muy conocida fabada y también el arroz con leche y con el paso del tiempo, todas las recetas existentes en Asturias, comenzaron a sufrir variaciones.

Esto sobre todo, por el nuevo tipo de cocina que estaba ingresando en el mundo culinario de esta región española.

Así pues, como todo evoluciona, algunas cosas mucho más rápido que otras, dentro del campo de la cocina y más específicamente, dentro de la gastronomía asturiana podemos decir que aún sigue cambiando pero, solo con la finalidad de mejorar las recetas tradicionales asturianas. Potenciando todos los sabores existentes en ella y a su vez, tratando de eliminar parte del contenido graso que está presente en esta.

Al final, esto nos da como resultado una comida de tipo más ligera y al mismo tiempo más llevadera. Y es que, después de todo, ¡Esto es en lo que consiste modernizar un plato!

De manera que, uno de los requisitos para lograr tal cometido es la presencia de materia prima de calidad y Asturias es sin duda alguna, el lugar ideal para encontrar productos con esta cualidad. Ejemplo de esto son sus terneras, cabras y cabritos que generan una carne exquisita.

En relación a los productos de huerta, estos se pueden solo calificar como excelentes y con respecto a pescados y mariscos su gran fama basta incluirlos en platos deliciosos.

Ahora bien, al dar un vistazo a las cartas presentes en lo que se conoce como la nueva cocina asturiana resalta una versión totalmente actualizada del típico “pote asturiano” también pueden degustarse platos como una deliciosas croquetas de jamón, así como, anchoas con pimientos y merluza con salsa de oricios, entre otras opciones.

Con respecto a la evolución de los platos tradicionales, lo importante es no transformarlos hasta el punto de que sea un plato irreconocible, pues esa no es la intención que se desea generar con las mejoras de una determinada receta. Sobre todo cuando se trata de comidas tan típicas y representativas de un lugar como lo es el caso de Asturias.

Por supuesto, no todos aprueban el hecho de modernizar los platos representativos de Asturias, muchos asturianos se encuentran aferrados a lo tradicional y al resultado final que se obtiene cuando se sigue rigurosamente la receta original e incluso, se lleva a cabo además del mismo modo de preparación de antes, su misma presentación.

Finalmente, lo bueno de todo es que, en ambos casos hay opciones para complacer. Es decir, un plato típico asturiano como el pote asturiano tradicional que aún se prepara, es perfectamente exquisito para los conservadores.

Mientras que, para aquellos que solo desean vivir experiencias culinarias nuevas y modernas, pueden encontrar platos con alma tradicional pero con un toque de la nueva era culinaria asturiana que son igualmente exquisitos.

¿Y a ti que te gusta más? ¿La cocina tradicional asturiana o las nuevas tendencias pero con ese toque de siempre?

No Comments

Post A Comment